Finde rural

Después del subidón de haber recuperado la mayor parte de las fotos que había borrado sin querer, que mínimo que compartirlas.

A final yo fui incapaz de recuperar la SD con los programas que me dijisteis, menos mal que mi señor marido con su infinita paciencia paso la mañana del sábado investigando hasta lograrlo.

Cada año, hacemos dos o tras casas rurales, una con mis amigas, otra con los suyos de la uni y otra con la familia… en todas somos demasiados así que es complicado encontrar casas chulas y disponibles con tantas habitaciones…

La familia va creciendo y este fin de semana eramos 10 adultos, y 9 niños. Niños entre los que contamos alguna de 18 años, que las pobres tendrán marido y tres hijos y seguirán toda la vida siendo las niñas, jajaja.

Era la primera escapada de Manuel, pero yo ya sabia que en cuanto entráramos por la puerta de la casa me iba a olvidar del niño, creo que en algún guinnes de “El niño mas sobado de la historia” podríamos entrar. El pobre encima no sabe lo que es llorar, sonríe sin para y le encantan los brazos… así que todos contentos!

Aun así viajar con dos niños es un caos (para la mayoría, que también hay mamás mega organizadas, ojo), y a pesar de que tengo uno de los coches mas grandes, os juro que parecía que nos íbamos un mes.

Un truqui para ganar sitio en el maletero es cambiar trona por un elevador, es la primera vez que yo usaba uno de estos y madre mia, como he podido vivir sin el?

Y que la cuna de viaje sea ligerita, por lo general estos chismes pesan y ocupan demasiado, menos la mía! Que es un bomba, la montas casi como las tiendas de campaña estas que anuncian en decathlon, y la llevas en una bolsita que no pesa nada. Vamos que es uno de esos inventos que te hacen la vida mas fácil.

Es de la marca Babyjörn, abajo os enseño como queda abierta, que no estuve tan ágil como para haceros fotos de ella cerrada pero si queréis mas información podéis buscarla aquí.

La Casa Rural Calendula estaba en “Población de Arreba” un pueblito de Burgos, rodeado de los increíbles cañones del rió Ebro, en entorno es impresionante y eso que el invierno es la época menos agradecida para la naturaleza, en primavera tiene que ser lo más

Nosotros solo hacemos una espadita en coche estos fines de semana ya que realmente vamos a pasar tiempo en familia, hacer sobremesas infinitas y trasnochar hablando, y esta esta fue a Orbaneja del Castillo, un pueblo por el que bajan unas cascadas impresionante y al que merece mucho la pena ir.

También visitamos Crespos, un pueblo muy bonito con una de las iglesias románicas mas antiguas, pero este porque nos pillaba a un paseo andando desde la propia casa. Ahí estrenamos la mochila que nos recomendasteis para llevar a Manuel, pero esto os lo cuento en el próximo post, que este ya es muy largo.

Como siempre os dejo todos lo enlaces abajo! Un besazo.

Cuna de viaje – Babybjörn

Vajilla lila – Twistwhake

Abrigos de punto y gorros blancos – Pangasa Baby

Maillot de Balle – Decathlon

Alzador – Babybjörn

Gafas – Clandestine Sun

no comments
Add a comment...

Your email is never published or shared.

Instagram @vivircongusto

Menu