Mi opinión sobre la SABANA FANTASMA

DSC_0168 copia

Hace mucho tiempo que quería hablaros sobre la SABANA FANTASMA… a veces doy por hecho que algo que para mi es tan normal lo es para todos, y no son pocas las veces que he podido comprobar en las RRSS que no es así…


 

Cada vez que subía una foto de la cama de mi pequeña me preguntabais por que no usaba barrera, y cuando explique por primera vez que dormía en una «sabana fantasma» tuve que leer todo tipo de comentarios, algunos poco apropiados y bastante ofensivos, de «super madres» de las que reparten verdades «consejos» con metralleta.

Hoy os cuento y os enseño como es una sabana fantasma y el porqué nosotras estamos contentas con ella.

  • La niña NO ESTA ATADA, nada comparado con cuando va en su carrito, y ahí nadie cuestiona que le pongas el arnés para que no se caiga al suelo
  • SE MUEVE A SU ANTOJO, mi hija duerme con la cabeza en los pies, con los pies en la cabeza, boca arriba, boca abajo… hasta se puede poner de pie… Solo tiene un limite, NO SE PUEDE CAER AL SUELO.
  • LA SABANA TIENE QUE IR ACORDE CON EL TAMAÑO DE LA CAMA para que no puedan descolgarse, pero si lo hiciera no pasa nada, quedaría colgado de los hombros sin ningún tipo de peligro. A Alejandra le paso dos veces en unas vacaciones; llevamos sabana de 105 y la cama era de 90. Por la noche hacia «ayyyy mamaaa», la mirábamos y estaba la pobre colgada de la cama. Eso mismo sin la sabana hubiera sido caída segura!
  • Es parte de su RUTINA, desde que la pase a la cama grande con unos 6 meses («super madres» no me cuestionéis esto también, creo que ya os conté que buscaba espacio, se cruzaba en la cuna y protestaba, le agobiaba), te pone los bracitos para que la metas en las sabana, es parte de su rutina.
  • La sabana SE CIERRA CON CREMALLERA, se que cualquier día se la podrá soltar y bajarse de la cama, pero si hace eso estaría despierta, por lo no se caería que es de lo que se trata. Hay niños con mucha maña que se escapan de ella hasta sin soltarla. Por suerte, no he tenido que preocuparse de eso «todavía».
  • Cuando se despierta te llama, pero a veces «como es una remolona» no quiere que se la sueltes por que sabe que en ese momento empieza la actividad, y te pide que te sientes a jugar con ella. Ese hecho me parece suficiente para entender que PARA ELLA NO ES NADA NEGATIVO, solo un elemento que relaciona con el descanso.

Claro que habrá niños que la han probado y no les ha gustado, es normal, cada niño es un mundo… Pero esta es mi experiencia, para mi la sabana es un invento genial!!

Que os parece a vosotros, la conocíais?

DSC_0156 copiaDSC_0170 copiaDSC_0171 copiaDSC_0172 copiaaDSC_0154 copiaDSC_0179 copia